sábado, 13 de octubre de 2012

Quizá.

Quizás llorar no solucione nada, pero después de derramar todas esas lágrimas, ves todo un poco más claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario