lunes, 28 de mayo de 2012

Estoy hecha de pedacitos de ti.


Saber que por mucho que caiga, tú siempre vas a estar ahí para levantarme. Que cuando me equivoque siempre me vas a decir “No vas por el buen camino”. Que cuando necesite un abrazo, tú me vas a dar mil más. Que cuando me sienta triste, siempre tendré tus tonterías para alegrarme el día. Porque eres especialista en eso, en sacarme sonrisas. Y no sabes que la mayoría de ellas son gracias a ti. Por ser como eres. Por ser como eres conmigo. Porque a medida que conozco a más hombres, me doy cuenta de que eres el único con el que quiero estar. Que esto ya no sé ni siquiera como catalogarlo, porque sobrepasa todas las metas. Y creo que sigo sintiendo lo mismo que el primer día. Pero, ¿qué digo? ¿Para qué mentirnos? Siento mucho más. Siento que no quiero que esto tenga algún final. Porque empezamos un camino juntos y espero que juntos lo terminemos. Eso espero.