domingo, 11 de diciembre de 2011

miedo.


Tic tac, tic tac, tic tac… Los minutos se marchan, las oportunidades pasan y el tiempo nunca vuelve. No pierdas las oportunidades, disfrútalas una a una. Tal vez el día de mañana no estén ahí para ti. ¿Lo que falla? Miedo. Miedo a intentarlo. Miedo a hacer algo diferente. ¿Lo que sigue fallando? Que hay que coger ese miedo, guardarlo en un baúl y tirarlo al fondo del mar, para no volverlo a encontrar nunca más. Así, cuando tires el miedo, quizá el tiempo sea compasivo y sepa dar segundas oportunidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario