lunes, 4 de julio de 2011

alguien dijo...

Olvidando mis principios de no dejarme influenciar por nada para llegar a una meta... apareces tu y le das la vuelta a todo...Creí que era yo quien controlaría siempre mi vida, y ahora veo que no. No es por tu culpa, es gracias a tí. Haces que mis planes se tiñan de todos los colores, haces que todo sea mejor si me cojes de la mano.Y solo te pido: NO ME SUELTES NUNCA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario