miércoles, 6 de abril de 2011

MAYBE. MAYBE NOT.

Siempre queda esa duda: ¿Y si sí? Pero tal vez no. Pero... ¿y si eso es así? A veces es mejor no conocer la respuesta a una pregunta que ni siquiera está formulada. Yo confío, créeme que lo hago, pero hay demasiado en juego como para perderlo y dejarlo ir tan fácilmente. ¿Cómo se deja ir a un corazón? ¿Cómo se pierde? Y la pregunta más obvia, ¿cómo vives después de haberlo perdido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario