sábado, 20 de octubre de 2012

it's difficult.

Quizá yo estoy equivocada, pero cuando le estás haciendo daño a alguien... ¿no deberías parar? Porque quizás el día de mañana, te lo estén haciendo a ti.


Keep going.

Hay personas que se esfuerzan muchísimo en conseguir algo y, cuando lo consiguen, ya no se esfuerzan en mantenerlo porque ya lo tienen. Sin embargo, hay otras que cuando consiguen aquello que tanto tiempo han anhelado, la cuidan incluso más fuerte para no perderla. Creo que el mundo está lleno de las primeras personas. Nos ponemos una meta, llegamos a ella y, cuando ya lo hemos conseguido, nos olvidamos de ella. PUES NO. Cuando te esfuerzas mucho en conseguir algo, te tienes que esforzar aún más en conservarlo, porque a lo mejor, mientras tú la desprecias, otro se está esforzando en conseguirla. Y quizás ese otro sea del segundo tipo de personas. Y cuando te des cuenta de que estás perdiendo y quieras volver a ganar, ya será demasiado tarde.

sábado, 13 de octubre de 2012

Quizá.

Quizás llorar no solucione nada, pero después de derramar todas esas lágrimas, ves todo un poco más claro.

lunes, 8 de octubre de 2012

aguen.

¿Recuerdas cuando creías que todo había terminado y que había sido tan solo un mal sueño? ¿Recuerdas que pensaste que no te tendrías que enfrentar a ello otra vez? ¿Recuerdas cuando creíste que ya no derramarías más lágrimas? ¿Recuerdas que ya olvidaste todo eso?


martes, 2 de octubre de 2012

¿Sabes que te quiero?

Nada se compara a ti. Absolutamente nada. Puede que parezca repetitivo, pero cuando algo es de verdad, no importan las veces que se diga. Eres INCREIBLE. Sí, exactamente así. Llevamos ya más de un año y medio y yo todavía siento ese pulso acelerado cuando estás conmigo. ¿Que la llama se apaga con el tiempo? ¿Eso quién lo dice? Porque a mí no me pasa en absoluto. Al contrario, crece día a día, gracias a los dos. Y es que no puedo imaginar a alguien que encaje mejor conmigo que como lo haces tú. Me quieres a pesar de todos mis defectos, así, sin más. Y yo te quiero a ti exactamente tal y como eres, sin querer cambiar ni un milímetro de nada. Y es que no me hace falta, me lo das todo de esa manera. Tenemos algo que muchos otros quisieran tener: esa confianza y complicidad que tanto me gusta. La que hace que nos mostremos así, transparentes, sin tener nada que esconder. Fue esa sonrisa lo primero que me llamó la atención y lo único que quiero es que esa sonrisa que me cautivó continúe estando donde está todos y cada uno de los días que pasemos juntos. Porque no hay nada más bonito que verte sonreír. Te quiero mucho José Luis, pero no con estos te quiero que se dicen hoy en día y al día siguiente se olvidan. NO. De esos que tocas el cielo cuando estás con la persona querida y de los que sufres cuando llevas 5 minutos sin ellas. Pues esa forma de querer es la que tengo yo hacia ti. Y eso es algo que espero que nunca olvides :)